INTENTO DE EXTORSIÓN A EMPRESARIOS DEL MUNICIPIO DE NAMIQUIPA.



En los últimos días algunos empresarios han recibido llamadas de personas que se hacen pasar por empleados de PROFECO.

Por Alberto Sáenz. Presidente de CANACO Namiquipa.

En días anteriores distintos empresarios recibieron llamadas con números telefónicos con claves lada 55 y 446, de personas que dicen ser empleados de PROFECO, el objetivo es amedrentar a la población haciéndoles creer que se tiene un adeudo con dicha institución y que serán multados por no cumplir con sus obligaciones fiscales, sin embargo todo ha quedado en intentos de extorsión.

Canaco Namiquipa hace un llamado a la población en general y sobretodo a empresarios para que tomen precauciones.

 

Las recomendaciones son las siguientes:

Si atiendes una llamada de números con las claves lada mencionadas no te dejes engañar y consulta con tu contador tu situación fiscal, puedes imprimirla para mayor seguridad.

Por otra parte con el objetivo de evitar ser víctimas de los delincuentes, la Coordinación Nacional Antisecuestro (Conase) recomienda poner en práctica los siguientes consejos:

Desconfiar de llamadas y mensajes de números no registrados o desconocidos. En casos así, lo mejor es no contestar.

En el supuesto de responder alguna llamada y recibir amenazas, debe colgarse de inmediato y dar por finalizada la comunicación.

No proporcionar ningún tipo de información personal a gente desconocida.

Estar en contacto con la familia e informar a sus miembros de los sitios a donde se va a acudir.

Prestar atención al entorno al transitar en la vía pública.

Evitar presumir de bienes y recursos en público y en las redes sociales.

No compartir datos personales ni ubicaciones en Internet o las redes sociales.

Mantener perfiles privados en redes sociales.

Vigilar las páginas web que visitan los menores de edad.

 

Desde Conase insisten en la necesidad de compartir estos consejos con empleados y seres queridos para no ser víctimas de la extorsión telefónica. Además, invita a denunciar cualquier conducta sospechosa en los números 911 y 089 o en la Unidad Especializada en Combate al Secuestro (UECS) más cercana.